Make your own free website on Tripod.com
rebelde way

Home

Nota a Felipe-Manuel
Los chicos en la revista Caras
Cami en bariloche
Cami y lu en Para Ti
Frases
Pampita y Luisana (mia) en Gente
Los chicos en el abasto
Galeria 1
Galeria 2
Galeria 3
New-SEÑALES-ERREWAY
Nota a Luisana
Las chiquititas crecen
Nota a Benja
Foros
Foro de Rebelde Way
Rebeldes en los Diarios!
Cami y Feli en Israel
Los primeros Socios!
Fotos Rebeldes
::Galeria rebelde::
Fotos de Cami y Lu
Autografos
El CD
La Historia
Elenco
News-Novedades
Fotos
Mas fotos
Letras de las canciones
Comentarios
Fan Club
Links
Mandme mails
Frases

Aca vas a encontrar las frases de algunos capitulos... espero que te gusten!

Capítulo 30

 

A veces hay que saber decir que no, aprender a dar mas tiempo, tomarnos una tregua si nos hace falta. Detenernos a escuchar la propia voz del alma. No tenemos que crecer de golpe porque otros lo digan, ni quemar etapas para sentirnos libres.

 

Capítulo 29

 

Tenemos derecho a crecer y a equivocarnos. A que nos den un abrazo si regresamos destruidos o que nos llenen de besos si acertamos el camino. Porque nuestra obligación primera es con nosotros mismos.

La vida no es sencilla ni predecible y nos obliga muchas veces a tomar nuestras propias decisiones. Sentimos que se nos acelera el pulso, que nos llenamos de pasión, que caminamos al borde del abismo.

 

Capítulo 28

 

Engaños, mentiras, desengaños. Madurar puede ser muy duro. Entiendo y no entiendo como son las cosas. A veces de verdad no quiero crecer.

 

Capítulo 27

 

Todo lo nuevo desconcierta, asusta, me acerco, me alejo, quiero y no quiero. La primera vez es como internarse en terrenos desconocidos, con un hervidero de latidos en el pecho. Tengo miedo de perder el control y también tengo miedo de no ser capaz de perderlo. Y un día, de pronto, me doy cuenta que ya estoy lista para ese momento y aprendo a conocer mi cuerpo haciéndolo de otro. Boca a boca, beso a beso, abrazo a abrazo.

 

 

Capítulo 26

 

Lo se, lo siento, lo confieso. Estoy celosa. Los celos duelen más que puñaladas, me carcomen, me corroen, me desgastan, me hacen seguir señales de humo que se pierden, me siegan con sus vuelos de tinieblas y me llevan al borde del abismo.

 

Capítulo 25

 

El amor, se hacen las mayores locuras en nombre del amor. Porque cuando se ama nos sentimos al borde del abismo. El pasado se olvida, el presente se disuelve, el futuro no existe.

Porque el amor es así, loco, impredecible, temerario. Te absorbe, te consume, te devora, te pone alas en los pies, cosquillas en el corazón, te hace reír, te hace llorar, te hace soñar, pero sobre todo te hace sentir profundamente viva.

 

Capítulo 24

 

A veces hago cosas arriesgadas, me juego entera, me banco la que venga, aunque después esas cosas me hagan llorar, no me importa. Lo único que me importa es que estoy siendo capaz de tomar mis propias decisiones, de decidir lo que quiero y también lo que no quiero. Crecer es tan sencillo y tan difícil como eso. Crecer es simplemente aprender a ser uno mismo y seguir el propio camino.

 

Capítulo 23

 

No te quejes si caes y tenés  que volver a levantarte, si seguís un camino y tenés que torcerlo, si encontrás el dolor y tenés que afrontarlo, si planeas un vuelo y tenés que acortarlo.

En esa lucha radica el verdadero  milagro de la vida, que tus ojos miren, que tus oídos oigan, que tu cerebro funcione, que tu sensibilidad sienta y por último y fundamentalmente que tu corazón ame.

 

Capítulo 22

 

Hasta ayer éramos tan distintos , el día y la noche, el sol y la lluvia, el agua y el aceite y sin embargo hoy, por un instante nuestras vida coincidieron y nos unimos para hacer algo bueno. Fue un segundo nada más pero basto para darme cuenta que mi camino no está completo si no lo recorro con vos.

 

Capítulo 21

 

Tengo muchas compañeras, pero pocas amigas, amigas de verdad se entiende no? De esas que te prestan el hombro y la mano y el cuerpo entero cuando estás triste. Que se ríen mas fuerte que vos cuando estás feliz y que pegan saltos de canguro cuando festejan que te pasó algo bueno.

 

Capítulo 20

 

Lo se, me lo dice mi cuerpo que está cambiando. Me lo dicen mis ojos cuando me miro al espejo. Estoy creciendo y parezco otra, ni yo misma me reconozco a veces. ¿Como quieren entonces que reconozca al otro?

A ese que está a mi lado día tras día, pero que no significa nada para mi. A lo mejor con crecer de altura no basta y para crecer de verdad tengo que aprender a ver al otro tal como es, sentirlo diferente a mi y sin embargo quererlo y aceptarlo.

 

Capítulo 19

 

La vida es un camino y nos obliga a caminar y a caminar.

A veces nos regala campos floridos y otras veces cuestas empinadas y bajadas peligrosas. Pero hay que seguir andando, aunque nos quedemos solos y a oscuras, muertos de miedo sin saber hacia donde vamos o lo que es peor sin saber quienes somos y que queremos.

 

Capítulo 18

 

En este duro y dulce tiempo de crecer no estoy solo, me acompañan los amigos de verdad y también los otros.

Crecer es también descubrir la diferencia y aprender a distinguirlos.

 

Capítulo 17

 

Someternos no es un acto de disciplina, ni siquiera es buena voluntad, el sometimiento siempre es un modo de pagar nuestra inmunidad.

Estamos alineados en la fila de la moral hipócrita.

Ser verdaderamente libre es  poder dar un paso al frente

 

Capítulo 16

Un guerrero acepta la derrota, no la trata de forma indiferente, intenta transformarla en victoria.

Un guerrero sufre con el dolor de la pérdida, pero después que pasa todo esto y lame sus heridas comienza otra vez.

Un guerrero sabe que una guerra está compuesta de muchas batallas y sigue adelante.

 

Capítulo 15

 

En mi soledad no hay derrotas ni cimas de gloria, vivo el margen de besos y de agravios, sordo de terremotos y tempestades.

No me extiendas la mano, no voy a unirme a nadie, no quiero cambiar nada.

El futuro no existe es la dulce prisión de la comodidad.

 

Capítulo 14

 

Soy tu amiga eso me hace capaz de conspirar con el universo para conseguir lo que necesitas. Aunque quisieras perderte en tu habitual laberinto de abandonos mi amistad inexorable vendrá a buscarte y a dejarte el alma al intemperie.

 

Capítulo 13

 

Es mi deber enseñarte a vivir sentencia el padre, el maestro, o simplemente el adulto, que nos enseñan a respirar, a comer, a caminar, a descansar, a estudiar y a trabajar, pero eso es sobrevivir a vivir de verdad, nadie puede enseñarme.

 

Capítulo 12

 

La derrota tiene el sabor de la catástrofe. Con ella aprendemos la vida, pero nos deja sin ángeles ni demonios, solos, como la luna en una noche sin estrellas

 

Capítulo 11

 

De repente un día el cielo se llena de fantasmas, la vida de esqueletos, la gloria de desdichas, el habla de silencios. De repente un día la traición se presenta en nuestra vida.

 

Capítulo 10

 

Nada sirve cuando estás. Mis ojos inútiles no pueden mirarte, son torpes y ciegos. No me sirven las manos donde se diluyen las caricias que podrían aliviar tu pena y no sirve mi boca si no puede llegar a la tuya.

 

Capítulo 9

 

No me gustan las máscaras ni aún las mas bellas. No saben de rubores ni de lágrimas, no les tiembla el mentón por el miedo  a la desesperanza.

En un mundo de caretas y apariencias me pierdo entre tanta hipocresía.

 

Capítulo 8

 

Uno de los primeros indicios de que la infancia a quedado atrás es cuando la injusticia y la corrupción nos golpean en la cara y ya no están mamá y papá para protegernos. Algunas cosas son tan importantes que nos marcan a fuego y es necesario que las descubramos y afrontemos solos.

 

Capítulo 7

 

Nadie le abre la puerta pero el entra igual. El miedo se instala en nuestra vida y nos tiñe los ojos de desconfianza. Hay muchos miedos, miedo al peligro, al diferente, a lo desconocido. Pero quizás todos los miedos se funden en uno, el más grande, el temor a no ser querido.

 

Capítulo 6

 

Allí está, dormida sobre el alma, la sospecha. Al acecho, espera el momento oportuno para despertar. Sólo necesita de un corazón inseguro, para empezar a sembrar el horizonte del desierto. El miedo es su mayor aliado y quien le abre la puerta. Y una vez que ella se instala, la paz se vuelve un imposible.

 

Capítulo 5

 

Nuestros padres creen que todo lo que hacen lo hacen por nosotros, pero en realidad lo hacen por ellos mismos, ya que consideran a los hijos como sus prolongaciones. Quieren que tengan sus actitudes y su manera de ver el mundo. A veces es doloroso comprobar que somos otros, quizás muy distintos a lo que ellos esperaban.

 

Crecer quizás no sea más que aceptarnos como diferentes y de una vez por todas dejar de actuar a favor o en contra de nuestros padres. No importa como ellos sean o hayan sido los responsables de nuestros actos...

SOMOS NOSOTROS MISMOS

 

Capítulo 4

 

Cuando llega el amigo se va para siempre la soledad y la palabra compartir adquiere un nuevo y definitivo significado. Entra en las alas que no me atrevo a desplayar y el otro corazón que me completa. La vida no será la misma después de su llegada.

 

Detrás de un enemigo muchas veces se esconde un gran amigo, aunque puede costarnos muchas lágrimas darnos cuenta. Si nos llevan a un nuevo amigo, cada uno de ellos habrá valido la pena. Como siempre vale la pena la amistad.

 

Capítulo 3

 

Las vacaciones son como una enorme y misteriosa caja de sorpresas. En ella nos esperan las más intensas y extraordinarias vivencias. Si somos capaces de abrirnos y nos volvemos receptivos y vulnerables a lo que la vida nos ofrece.

 

Las vacaciones con mis amigos dejaron huellas imborrables, momentos irrepetibles en los que aprendí que es bueno ir por la que queremos pero también es importante que las cosas simplemente ocurran.

 

 Capítulo 2

 

En la adolescencia la vida nos abre la puerta. No para ir a jugar si no a vivir. Hay miles de caminos. Encontrar el indicado supone correr riesgos. Por suerte siempre hay héroes dispuestos a correrlos. Son los que hacen que el mundo aún tenga una esperanza...

CORAZONES REBELDES QUE APUESTAN A PLENO POR SUS SUEÑOS

 

A veces el corazón elige el camino que parece equivocado y se aleja de todos los motivos y todas las razones. Es allí exactamente donde el camino se bifurca, donde nace el más intenso y devorador de los amores. El amor imposible.

 

Capítulo 1

 

¿Cuál es el momento exacto en que empezamos a elegir nuestra vida?

¿Quién le tomó exámenes a nuestros padres para saber si son capaces de elegir lo mejor para nosotros?

Cuándo nos eligen un colegio ¿son consientes que ese lugar marcará nuestra historia para siempre?

 

Hoy se que no importa cuantos años tengamos. Siempre podemos elegir. Desde el momento en que escupimos la primera papilla estamos haciendo una elección. Está en cada uno la responsabilidad de elegir su propia vida. El tema es si al crecer tendremos el valor suficiente para hacerlo.


Enter supporting content here